José Manuel Alarcón

geek, author, speaker, entrepreneur, web guy

MENÚ - Blog de José Manuel Alarcón

Normas e incompetencia: la necesidad de romper las reglas

#TrueStory Tengo un amigo que es calvo como una bola de billar. Vamos, que no tiene ni un solo pelo en la cabeza.  Esta semana fue por primera vez a nadar a una piscina que queda cerca de su nueva casa, donde se acaba de mudar. Cuando aún no llevaba siquiera un largo entero recorrido, se le acercó con premura un vigilante de la piscina para recriminarle que estuviese en el agua sin llevar puesto uno de esos incómodos gorros de látex, por otra parte obligatorios. Mi amigo le contestó que qué sentido tenía que se pusiese él ese gorro, si el único motivo de llevarlo es no soltar pelos que obstruyan las bombas o molesten a los demás*. El vigilante insistió con su cantinela: "Es obligatorio. Si no se lo pone, lo tendré que expulsar de las instalaciones". Ante la imposibilidad de razonar con él, se tuvo que hacer con uno prestado y ponérselo para poder continuar. Esta historia intrascendente me ha ha hecho pensar en la manera de actuar que tiene mucha gente, y el reflejo que tiene ese tipo de comportamiento en la sociedad, si es generalizado. [Más]

Tolkien, Platón y la sensación de impunidad

El mundo creado por el escritor fantástico J. R. R. Tolkien gira en torno a un anillo, el anillo único, que sirve para controlar a todos los Anillos de Poder. Su portador adquiría un poder tremendo. En la imaginación de Tolkien el anillo poseía muchas propiedades, pero las que siempre me han llamado más la atención han sido dos: la de volver invisible a quien lo encajase en su dedo, y la forma que tenía de corromper a su portador, que llegado a un punto sólo se preocupaba de preservar el anillo y el poder que éste le otorgaba. Esta descripción evoca inquietantes similitudes con las actitudes de muchas personas en posición de poder. En realidad la idea del anillo de invisibilidad no es de Tolkien, sino de Platón, que ya en su obra "La República" (380 AC) menciona una idea similar al discutir sobre la justicia y la moralidad, p... [Más]

Manzanas podridas

Todo el mundo sabe que cuando una pieza de fruta se empieza a pudrir dentro de la cesta lo mejor es retirarla. De no hacerlo acelerará el proceso de maduración de las demás debido al etileno que libera (un potente mensajero químico), pudriéndose todas ellas en tiempo récord. Esta  circunstancia se utiliza en no pocas ocasiones como analogía con los grupos de personas, donde uno o varios individuos malintencionados pueden influir negativamente sobre los demás, hasta tal punto de echar a perder el grupo completo. La cesta de fruta de la empresa El sentido común nos dicta que es fácil identificar a las manzanas podridas entre nuestros compañeros de trabajo o en nuestra empresa. Al fin y al cabo una persona que hace mal su trabajo enseguida debería que... [Más]

Falta de ética y trivialización de la Justicia

La semana pasada recibí una carta del Juzgado instándome a presentarme dentro de unos días con una documentación debido a una denuncia. El cargo que aparecía en la misma indicaba: "Lesiones temerarias". Primero pensé que sería un error, pero tras consultarlo vi que en efecto: la denuncia era contra mi. Soy el tipo menos violento de la faz de la tierra, así que puedes imaginarte la sorpresa que me llevé al verla. Además la persona que me denunciaba (una mujer) no me sonaba de nada. WTF? La cosa fue la siguiente: en Junio del año pasado un día de mucha lluvia mi coche resbaló ligeramente en una de las pronunciadas (y famosas) cuestas de mi ciudad. Era una pendiente resbaladiza y el coche se desplazó unos centímetros dándole un p... [Más]