José Manuel Alarcón

geek, author, speaker, entrepreneur, web guy

MENÚ - Blog de José Manuel Alarcón

Normas e incompetencia: la necesidad de romper las reglas

#TrueStory Tengo un amigo que es calvo como una bola de billar. Vamos, que no tiene ni un solo pelo en la cabeza.  Esta semana fue por primera vez a nadar a una piscina que queda cerca de su nueva casa, donde se acaba de mudar. Cuando aún no llevaba siquiera un largo entero recorrido, se le acercó con premura un vigilante de la piscina para recriminarle que estuviese en el agua sin llevar puesto uno de esos incómodos gorros de látex, por otra parte obligatorios. Mi amigo le contestó que qué sentido tenía que se pusiese él ese gorro, si el único motivo de llevarlo es no soltar pelos que obstruyan las bombas o molesten a los demás*. El vigilante insistió con su cantinela: "Es obligatorio. Si no se lo pone, lo tendré que expulsar de las instalaciones". Ante la imposibilidad de razonar con él, se tuvo que hacer con uno prestado y ponérselo para poder continuar. Esta historia intrascendente me ha ha hecho pensar en la manera de actuar que tiene mucha gente, y el reflejo que tiene ese tipo de comportamiento en la sociedad, si es generalizado. [Más]

Todos somos clarividentes

Se dice que una de las características del ser humano que lo distingue de los demás animales es su capacidad de anticipación, de prever lo que le depara el futuro. Esto no es del todo cierto según han demostrado algunos estudios que prueban que, de manera excepcional, otras especies también poseen la capacidad de prepararse para el futuro inmediato. Aunque de manera bastante limitada, eso sí. Pero sí que se trata de una afirmación precisa si nos referimos a la capacidad consciente de prever el futuro a muy largo plazo y no solo en lo que nos afecta de forma directa, con un objetivo meramente utilitario. Mediante el uso de razonamiento abstracto de alto nivel tenemos la capacidad de realizar completos "viajes mentales" al futuro, previendo posibilidades verosímiles y anticip&aa... [Más]

Los últimos programadores libres

Uno de los clásicos de la literatura, Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, nos describía una sociedad distópica en la que los libros estaban prohibidos. Un cuerpo especial de "bomberos"* quemaba las casas de los que los aún los poseyeran. La gente, a través de grandes pantallas en su salón, tenía acceso únicamente a información controlada. Tan solo unos cuantos outsiders que vivían alejados de la sociedad conservaban en su memoria los contenidos completos de muchos libros, para tratar de guardarlos para la posteridad. Tradicionalmente los Estados o las poderosas instituciones religiosas que los sustentaban han sido los principales agentes de la censura. Toda idea considerada peligrosa para el status quo, subversiva o contraria a la moral imperante en la época se trat... [Más]

El pensamiento único individualizado

Vivimos en una era en la que hemos pasado de un extremo al otro en lo que se refiere a la dualidad "escasez/abundancia" de oferta de información. Se dice que en la actualidad una persona está expuesta a más información en un día normal que sus abuelos en toda su vida. Sólo para que hacerse una idea del flujo de información que se genera constantemente en el mundo, aquí dejo algunas estadísticas significativas: Cada minuto se suben a YouTube 100 nuevas horas de vídeo, según la propia empresa. ¡Eso es más de 1 hora por segundo!. iTunes dispone de más de 26 millones de canciones en su catálogo, y Spotify más de 20 millones. Según mis propios cálculos, se producen alrededor de 2,73 millones de nuevos pos... [Más]