José Manuel Alarcón

geek, author, speaker, entrepreneur, web guy

MENÚ - Blog de José Manuel Alarcón

Normas e incompetencia: la necesidad de romper las reglas

#TrueStory Tengo un amigo que es calvo como una bola de billar. Vamos, que no tiene ni un solo pelo en la cabeza.  Esta semana fue por primera vez a nadar a una piscina que queda cerca de su nueva casa, donde se acaba de mudar. Cuando aún no llevaba siquiera un largo entero recorrido, se le acercó con premura un vigilante de la piscina para recriminarle que estuviese en el agua sin llevar puesto uno de esos incómodos gorros de látex, por otra parte obligatorios. Mi amigo le contestó que qué sentido tenía que se pusiese él ese gorro, si el único motivo de llevarlo es no soltar pelos que obstruyan las bombas o molesten a los demás*. El vigilante insistió con su cantinela: "Es obligatorio. Si no se lo pone, lo tendré que expulsar de las instalaciones". Ante la imposibilidad de razonar con él, se tuvo que hacer con uno prestado y ponérselo para poder continuar. Esta historia intrascendente me ha ha hecho pensar en la manera de actuar que tiene mucha gente, y el reflejo que tiene ese tipo de comportamiento en la sociedad, si es generalizado. [Más]

La cultura en tu pequeña empresa y tu personalidad

Nota: He de confesar que todo esto de la "cultura corporativa" siempre me había sonado a cuento chino de consultores que viven de hablar del sexo de los ángeles a las grandes empresas. Pero últimamente he meditado mucho sobre el tema, tanto por mi propia empresa y nuestro/mi modo de actuar, como por otras empresas con las que tenemos que trabajar y nos resulta complicado o todo lo contrario: muy fácil. Y es que al final, como en el caso de las personas, las empresas también tienen su personalidad, en la que los gerentes influimos mucho más de lo que queremos darnos cuenta. Todas las organizaciones son un reflejo fiel de las personas que las dirigen. Esto es especialmente cierto en el caso de las PYME, donde un fundador o gerente es el que suele llevar la voz cantante, pero también ocurre... [Más]