José Manuel Alarcón

geek, author, speaker, entrepreneur, web guy

MENÚ - Blog de José Manuel Alarcón

Por favor, deja de decir que tienes una "startup"

Pintamos casas a domicilioA estas alturas creo que está claro que existe una desvirtuación absoluta de la palabra "emprendedor", que tal y como se utiliza en los últimos años de poco sirve ya para sustentar el concepto original. Es lógico, ya que existen intereses tanto económicos como políticos para desnaturalizar el concepto y flexibilizar su significado: cuantos más "emprendedores" haya más cosas les podremos vender y por otro lado más contentos menos descontentos tendremos a los que se ven forzados a sacarse a si mismos las castañas del fuego.

Por ello no voy a abundar en lo que ya muchos otros han dicho acerca de que existe una burbuja emprendedora en toda regla.

Hoy quiero hablar sobre otra palabra que, paralelamente, se ha desvirtuado también y se usa de manera caprichosa, e incluso a veces, con intención de ocultar otras realidades: Startup.

Esta es un conversación ficticia (para proteger identidades) basada en una conversación real mantenida con un "emprendedor":

Yo: Y, entonces, ¿a qué me decías que te dedicabas?

Él: Bueeeeno, tengo una startup tecnológica.

Yo: ¿Ah, sí? ¿Y qué hacéis?

Él: Algunas páginas web, portales de comercio electrónico (nota: un Shopify maqueado), un poco lo que salga. Por las mañanas trabajo de funcionario y como tengo las tardes libres, hace 7 años que tengo la startup y trabajo con algunos colaboradores externos, consigo algunos encargos de la administración con mis contactos….

Fin de la conversación por mi parte, lo más rápido posible y tratando de no ser brusco :-(

No tío, tú no tienes una "startup tecnológica". Si acaso quizá un "chiringuito" o un "negociete", y eso siendo generoso.

<inciso datetime="05/07/2013">Como veo que la frase anterior ha molestado a alguna gente, ya que quizá no expresé bien mi intención al escribirla, por favor, antes de indignarte lee más abajo el comentario al respecto que hice a una persona que me lo echaba en cara. ¡Gracias! </inciso>

De acuerdo, este es un caso extremo, pero es real y me sirve de punto de partida para tratar de definir qué es un Startup y cómo podemos caracterizarla.

Una Startup es una empresa, normalmente atada al ámbito tecnológico o innovador, que todavía está en busca de un modelo de negocio escalable y de crecimiento rápido.

En busca de modelo de negocio

El primer factor importante que caracteriza a un startup es encontrarse en busca de un modelo de negocio, Significa que tienen una idea de base, por regla general innovadora y distinta a lo que existe en el mercado, pero precisamente por ese motivo no tienen demasiados competidores con los que compararse y todavía no tienen claras tres cosas:

  • Qué venden. Aunque el producto base esté definido eso no significa que se sepa qué es lo que se va a vender. Por ejemplo, Google tenía claro que su producto base era el buscador, pero ¿qué es lo que iban a vender? Podría haber sido la tecnología de búsqueda, el acceso al servicio, o algunas características avanzadas que los profesionales estarían dispuestos a pagar. Viendo lo que hicieron está claro que esta parte no es tan evidente como pueda parecer.
  • A quién le venden. Una vez que ya sé qué vamos a vender, tengo que averiguar a quién se lo puedo vender y quién estaría dispuesto a pagar por ello. Nuevamente la respuesta no es tan evidente como pudiera parecer. Siguiendo con el ejemplo de Google, dado que habían decidido vender publicidad basada en la tremenda audiencia de su navegador, un camino relativamente fácil hubiera sido atacar a los grandes anunciantes y venderles espacio en la portada del buscador. Miles de millones de personas la verían cada día al entrar a hacer sus búsquedas. Sin embargo decidieron que le iban a vender a todo el mundo: desde micro-empresas a grandes cuentas. Ahora puede parecer evidente, pero no lo es en absoluto.
  • Cómo lo venden. Ya sé qué vendo y a quién se lo vendo, pero hay muchísimas maneras de hacerlo. En el ejemplo de Google gran parte de su innovación consistió precisamente en esta tercera incógnita. En lugar de, por ejemplo, poner un precio a su publicidad y contratar comerciales , diseñó un eficiente sistema de subasta en tiempo real para vender los huecos generados en sus miles de millones de páginas vistas diarias. Esto era un modelo eficiente, escalable y diferente. Al final innovó también en el modelo de negocio y cambió Internet para siempre.

Existen muchas maneras de despejar estas tres incógnitas, y se debe proceder de manera cautelosa e incremental en cuanto al producto y al modelo de negocio, probando nuestras suposiciones en la vida real cuanto antes.

Mientras dura esta fase de diseño, prueba y error, somos una startup. Cuando ya hemos eliminado estos tres interrogantes ya no lo somos. OJO: que hayamos llegado a una conclusión no quiere decir que ésta sea correcta, por lo que una startup es posible que cambie de modelo de negocio varias veces antes de encontrar uno estable y dejar de serlo.

Por desgracia la mayor parte de las startup no logran superar esta fase de búsqueda. Tarde o temprano o encuentran una manera de generar negocio estable o desaparecen, y en cualquier caso dejan de ser una startup.

Escalabilidad y velocidad de crecimiento

Esta segunda característica es algo intrínseco también a una startup. No llega con responder a las tres preguntas anteriores. Debes llegar a la respuesta encontrando un modelo de negocio que debe ser escalable. Es decir, debe ser capaz de ser gestionado apropiadamente cuando tienes cien clientes pero también cuando llegues a tener miles (o idealmente millones).

Además deberá ser capaz de crecer rápido por múltiples motivos pero sobre todo porque de otra forma no lo conseguirás en estos sectores tan competitivos y porque tampoco entonces le interesarás a los posibles inversores que necesitarás para conseguirlo.

Durante la fase inicial de prueba de modelo de negocio (que puede durar meses o años) se debe elegir un indicador concreto para medir el ratio de crecimiento. Éste puede ser ingresos, beneficios, número de usuarios, visitas, o cualquier otro indicador que tenga sentido para los objetivos de negocio. El crecimiento de este indicador no debe medirse con un valor absoluto (500 nuevos usuarios al mes: esto no es un ratio), sino que debe referirse a crecimiento del indicador frente al periodo anterior (Ej: un 10% mensual). El motivo es que este será un crecimiento exponencial, mientras que una cantidad constante en realidad significa que el ratio de crecimiento ha disminuido.

Paul Graham (fundador de YCombinator y una leyenda del mundo del software) tiene un estupendo artículo sobre crecimiento de startups que deja muy claro el concepto. Si bien alguna gente puede encontrarlo algo exagerado, estoy seguro que para los cánones de EEUU no lo es en absoluto.

En resumen

Como casi todo lo que se vuelve cotidiano a través de los medios de comunicación, la palabra startup se está usando con mucha ligereza, lo cual desnaturaliza el concepto, confunde y además influye negativamente sobre el entorno relacionado. Algo similar ha pasado con la palabra "emprendedor" y esta lleva el mismo camino.

Una startup es una empresa en busca de un modelo de negocio escalable y de crecimiento rápido.

Por lo tanto no son startups:

  • Las empresas de base tecnológica, especialmente las que "hacen cosas en Internet" o "tienen una app".
  • Las empresas de nueva creación, aunque se dediquen a la tecnología.
  • Las empresas que llevan años dando tumbos tratando de encontrar un modelo de negocio válido.
  • Las empresas que llevan años con el mismo modelo de negocio estabilizado y sin crecimiento significativo.
  • Las empresas que están buscando inversores para arrancar con el proyecto.
  • Las empresas que llevan años estancadas pero que buscan capital para financiar su crecimiento y se valoran en cantidades muchas veces por encima de lo que han demostrado poder conseguir hasta ahora.
  • Las empresas que montan todo en Amazon EC2, subcontratan por completo el desarrollo a países en vías de desarrollo, y se creen muy cool y muy agile (y muy startup) porque lo hacen así*.
  • Las empresas que (y cito) "vamos a revolucionar el sector X / vamos a cambiar el paradigma establecido, porque nosotros sabemos bien lo que la gente quiere", pero no han hecho una sola prueba**.

Algunas de éstas pueden ser condiciones necesarias, pero desde luego no suficientes.

Parece que el hecho de llamarle startup a ciertos proyectos, les otorga un aire de respetabilidad y les exime de obtener resultados. Muchos de ellos no son más que ideas peregrinas o simples chiringuitos.

Como en casi todo en la sociedad, en esto también hay mucha "pijería" y "postureo". Hay que quitarse de encima el complejo avivado por los medios de comunicación y la burbuja emprendedora: parece que si a tu empresa no le llamas startup ya no estás haciendo nada interesante, nada "cool". Nada más lejos de la realidad.

La mayoría de nosotros nunca crearemos una startup. Y no pasa absolutamente nada. Solo un número ínfimo de las empresas que se crean en el mundo se pueden considerar dentro de esta categoría, pero existen muchas empresas no-startup que tienen modelos de negocio interesantes, crecen de manera limitada y generan dinero durante muchos años, lo cual es maravilloso. Quizá no conseguirán nunca dinero de los grandes inversores, pero esto tampoco es EEUU, ni las empresas, el mercado o los inversores son como los de allí…

------
* Lo reconozco, aquí se me nota un poco que esto especialmente me molesta, al menos en ciertos casos. Me he encontrado por ahí ya unos cuantos espabilados que no han conseguido en realidad nada destacable, pero que te miran por encima del hombro por lo "listos" que han sido montando su chiringuito subcontratado, en el que en realidad están ellos solos y les da para ganar poco más que un sueldo normal. Bien por vosotros, a mi me parece muy bien- Pero eso no es ni siquiera una empresa con futuro a medio plazo y desde luego no es una startup tampoco.
** Al cabo del año veo unas cuantas decenas de proyectos buscando financiación, y me reúno con todo tipo de gente, verdaderos emprendedores o no. En ocasiones me encuentro con este tipo de cosas. Por fortuna otras veces tengo la suerte de conocer a gente muy interesante y con grandes ideas de verdad.

Jose M. Alarcon José Manuel Alarcón
Ingeniero industrial y empresario. Fundador de Krasis.com, especialistas en e-learning. Autor de varios libros y cientos de artículos. Gallego de Vigo, amante de la ciencia, la tecnología, la sociología, la música y la lectura.
Descarga GRATIS mi último libro: "Tres Monos, Diez Minutos".
Más sobre mi...

Comentarios (9) -

Bueno, dejando de lado que me parece una discusión semántica carente de sentido o interés y centrándome en otro aspecto banal, por favor, edita "Paul Graham (fundador de YCombinator y una leyenda del mundo del software)" porque NO es una leyenda del mundo del software. Si acaso de SV, pero no del software.

Responder

Spain José Manuel Alarcón

Hola Tomás,

En mi opinión estás equivocado: no es únicamente una discusión semántica (que ya de por si tiene su interés). Es la trivialización de un concepto y afecta no sólo a cómo se usan las palabras, sino a todo el entorno en el que se usan éstas. Te pongo un ejemplo muy claro de a donde se están llevando las "palabras", en este caso "emprendedor" usando para ello esta viñeta que salió en Diario.es hace poco y que, si bien exagerada, es muy ilustrativa:

www.eldiario.es/.../...endedores_10_142185781.html

Y respecto a lo de Paul Graham... bueno, para mi al menos siempre ha sido una leyenda del software, sobre todo teniendo en cuenta que es el "padre" de la especificación Common Lisp (y más recientemente de Arc) pero sobre todo (y para mi fue una revelación en su momento) cuando propuso el uso de filtros bayesianos para combatir el spam (su famoso "A Plan for Spam"), parte fundamental de los mismos desde entonces.

Saludos,

Responder

Muy bien artículo rematado por una muy buena respuesta. Echaré un ojo al resto del blog!

Un saludo ;)

Responder

muy buen articulo!
les invito a conocer mi "startup"....www.geolupa.com
años de trabajo y todavía nada...pero creo que aunque sea tratamos de hacer honor al termino :)

Responder

Spain Pedro LUis

El artículo en líneas generales me ha gustado, pero no me ha gustado el tono con el que has tratado a los que, desde hace años, intentamos sacarnos las castañas del fuego. La vida del autónomo es muy dura. Compaginar el trabajo diario con la búsqueda de clientes, la planificación y desarrollo de nueva funcionalidad para nuestros productos, no es tarea fácil. Todos nosotros jamás seremos Microsoft, ni Apple, ni haremos aplicaciones como Spotify ni juegos como el Angy Birds, pero cada mañana nos levantamos a las 6:00 y nos acostamos a las 1:00, extramotivados y extrailusionados, no podría ser de otra forma, para poder  pagar nuestros impuestos y luchar por una profesión incomprendida y minusvalorada que amamos. Se que a muchos esto les pueda parecer una chorrada o hasta incluso demencial o triste, pero yo prefiero una sociedad de autónomos, que luchen y fracasen, a una apesebrada e inane que se tumba en el sofá y se lamenta, frente al televisor, que la cosa va muy mal. No me gustaría terminar mi comentario sin decir que: no hay que olvidar que idiotas hay en todos lados.

Responder

Spain José Manuel Alarcón

Hola Pedro Luis,

Lo de los autónomos ¿me lo dices o me lo cuentas? :-)
Yo he sido toda la vida autónomo, y sé perfectamente lo que ello supone. A pesar de que llevo más de 13 años con mi empresa, sigo llevando esa vida que describes, trabajando muchísimas horas al día, incluyendo fines de semana, y muy ilusionado y motivado. Este mismo blog es una prueba de ello: me ilusiona mucho escribirlo y, de hecho, fíjate en las fechas y horas de todos los posts y descubrirás que los escribo los domingos por la tarde-noche, que es cuando me queda un poco de tiempo para mi y lo puedo dedicar a esto. Antes de la empresa fuí también freelance durante varios años (o sea, autónomo).

Por otro lado no sé a qué te refieres cuando dices que he tratado con determinado tono a los autónomos: en todo el artículo no menciono a los autónomos en ningún momento. Imagino que te refieres al ejemplo de conversación que pongo al principio. Quizá no me he explicado bien entonces, porque lo que describo ahí no es un autónomo en mi opinión: es un tipo "listo" que aprovecha su situación injustamente privilegiada para sacar provecho personal.

Para mi tiene todo el valor del mundo el autónomo que se busca la vida, colabora, se rompe los cuernos para ver cómo vende, etc... Yo he pasado por ahí y lo sigo viviendo aún hoy en día.  Lo mismo opino de las pequeñas empresas, y de hecho tengo una y sé de primera mano lo que implica. Es más, he escrito sobre la importancia de apoyar a estas empresas incluso mediante la inversión directa en ellas:

/post/En-que-invertir-bien-tu-dinero.aspx

Lo que busco con la conversación del principio, es poner un ejemplo extremo de un mal uso de la palabra/concepto "startup" (que es de lo que va el artículo), y además en un entorno concreto que se vive muchas veces en España (para mi ese tipo de gente es un "jeta") y que creo que precisamente va en contra de lo que representa de verdad ser un autónomo la mayor parte de las veces, y que tú describes muy bien. Creo que lo que tú describes no tiene nada que ver con el individuo al cual me refería en la conversación del princpio del artículo.

En cualquier caso te agradezco tu comentario y espero que lo anterior te convenza que en ningún caso he pretendido ofender a nadie y mucho menos a los autónomos.

Saludos!

Responder

Spain Pedro LUis

Ahora te ha quedado un post completo. XD.
Un saludo.

Responder

United States Eduardo Noriega

Hola Jose Manuel,
Me llamó mucho la atención tu artículo, sobre todo porque me la paso trabajando en mi "proyecto" (y asi es como suelo llamarle) sin nunca preguntarme si es o no una StartUp.
Luego de leer tu artículo, creo que hago bien en no preocuparme por eso, pues lo importante en mi caso no es como le llame sino el esfuerzo que ponga detrás de la idea.
No obstante, me lei el articulo completo para saber si mi proyecto clasificaba o no :-)
Aqui te va en lo que yo estoy trabajando. Espero que disfrutes viéndolo tanto como disfruto yo trabajando en el  :-)
http://www.ripbeat.com/

Saludos y sigue escribiendo con esa calidad.

Responder

Bueno yo tengo un ecommerce (o un shopify maqueado como lo llamas). Desde hace un año y medio que abrí la tienda y me dedico a tiempo completo a ello. Facturo una cantidad considerable pero aún no tengo beneficios, por eso no me llamo a mi misma empresaria. Nunca me he llamado startup, pero tampoco chiringuito... a partir de ahora lo llamaré chiringuito :-)

Responder

Pingbacks and trackbacks (1)+

Agregar comentario