José Manuel Alarcón

geek, author, speaker, entrepreneur, web guy

MENÚ - Blog de José Manuel Alarcón

Marketplaces móviles: ¿El tamaño importa?

Hace un año, en el post "La movilidad, el cambio de paradigma, los fabricantes, los buscadores y los desarrolladores" escribía en este blog acerca de cómo el nuevo ecosistema móvil amenazaba a los sistemas operativos tradicionales y a la propia Web. Por ello es tan importante para los grandes jugadores (Google, Apple, Microsoft...) luchar por dominar este nuevo campo de batalla.

Tal y como señalaba en ese post, hasta ahora la batalla se ha venido desarrollando en el terreno de los marketplaces móviles: las famosas App Stores, adoptando la terminología de Apple. Todo el mundo sabe que el éxito de una plataforma se ha medido generalmente por el número de aplicaciones existentes en ella (véase la historia de Windows) y su compatibilidad.

Así, los diferentes fabricantes han estado librando una guerra de cifras que, en mi opinión, es bastante absurda. Que si la plataforma que más aplicaciones tiene la de Apple y su iOS. Que si Android le está a la zaga y cada vez lo usa más gente, que si Microsoft ha conseguido llegar a las 10.000 aplicaciones antes que nadie... Al igual que después de unas elecciones generales, cada uno ha utilizado las cifras de la manera que más le convenía para dar la mejor imagen de su plataforma.

Pero como decía Mark Twain: "Existen las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas". Éstas últimas son muy fáciles de manipular y, al final, detrás de toda "verdad objetiva" hay muchos matices que revelan el verdadero valor de un dato.

Verdades, medias verdades, mentiras y estadísticas

ios-vs-android-the-phone-wars
Ilustración 3D por phandroid.com

En efecto, la tienda de Apple tiene el mayor número de aplicaciones con mucha diferencia. A día de hoy más de 425.000 según ellos. Pero de éstas ¿cuántas valen realmente para algo? ¿Cuántas supuestas "aplicaciones" hay que son meros fondos de escritorio, melodías, cosas completamente inútiles o versiones diferentes de la misma aplicación?. Eso sí, fueron los primeros y han marcado el camino. Existen muchísimas aplicaciones de calidad y que, sobre todo, están muy extendidas. No me cabe duda que hoy en día sus aplicaciones más importantes son las que marcan el camino a seguir.

El Android Market de Google tiene algo más de la mitad de apps de Apple, lo cual sigue siendo un número impresionante. Sin embargo no está exenta de problemas, como el hecho de que sus desarrolladores no puedan recibir el cobro de sus aplicaciones en todas las partes del mundo o sus datos de ventas se falseen. Por otro lado Google se jacta de que su S.O. es el más instalado del mundo en smartphones, y creciendo a una velocidad vertiginosa. Lástima que Google no ingrese un euro directamente de eso, que muchos operadores estén aprovechando para cerrar la plataforma para meter sus propios servicios, que en el mercado existan sub-productos basados en Android que dejan su buen nombre por los suelos o ni siquiera tengan acceso al Android Market , y que tengan multitud de problemas de patentes con Apple, Oracle, Microsoft... bueno, con todo el mundo. No en vano Google acaba de anunciar hoy mismo que va a comprar Motorola por más de 12 mil millones de dólares. Y no es precisamente por la calidad de los productos de esta empresa agonizante, sino por las más de 17.000 patentes en el mundo móvil que atesora.

Blackberry tiene su App World, otro pseudo-clon de la App Store. No sé el número exacto de aplicaciones que tienen, pero hace menos de un año habían superado únicamente las 10.000, así que se trata de una cantidad irrisoria comparada con los dos grandes contenientes anteriores. De todos modos RIM tiene un problema más grave que simplemente haya pocas aplicaciones: su sistema es antiguo y orientado a otro mundo muy diferente al actual. Ese teclado que tanto le gusta sus fans limita la forma de usar las aplicaciones. Y además tiene un problema de imagen importante, asociada con un mundo empresarial estricto y avasallador previo a la crisis financiera. Como en casi todos los sistemas, hay quien las ama y quien las odia, pero en este caso el número de fans no parece que pueda salvarlas a largo plazo.

Finalmente el otro gran conteniente en esta batalla épica no es uno, sino dos: Nokia y Microsoft. Nokia ha sido el líder de la telefonía móvil durante muchos años. Tantos, que se acomodó y como siempre pasa no ha sabido ver las señales en el cielo. Se empecinó en su horrible sistema Symbian que claramente no estaba a la altura y no supo reaccionar a tiempo, perdiendo toda opción de triunfar por su cuenta. A Microsoft le pasó algo parecido con Windows Mobile, ese sistema que ahora parece también de la prehistoria. Al menos han reaccionado de la mejor manera, aunque bastante tarde. El nuevo Windows Phone 7 es un sistema operativo diferente a los demás (ojalá le quitaran Windows del nombre, eso sí), que usa paradigmas de interfaz de usuario muy novedosos y convierten a los dispositivos que lo precargan en una delicia de utilizar. Además ofrece con mucha diferencia el entorno de desarrollo de aplicaciones más rápido y fácil de usar, por lo que se lo pone mucho más sencillo a los desarrolladores. De hecho fue el S.O. que más rápido llegó a las 10.000 aplicaciones "de verdad" en su Marketplace, sin sesgos. Nokia se ha comprometido a usarlo en sus nuevos smartphones y la nueva versión "Mango" que sale para el mes que viene trae muchas mejoras para acercarlo más aún a la competencia, por lo que no está todo perdido para ellos. Es más, en los mercados emergentes como Brasil o China es probable que sean los que se lleven "el gato al agua". Ahora bien, lo tienen muy difícil con un posicionamiento entre el público general nulo (no lo conoce casi nadie) y mala prensa entre el especializado (es la antítesis de Apple en este sentido).

En mi opinión es prácticamente imposible que uno de esos sistemas consiga la cuota de mercado monopolista de la que disfrutó Windows en la era del PC. Por ello todos van a tener que convivir. Pienso que los tres grandes contenientes serán Apple, Google y Microsoft. Aunque ahora mismo este último es el que más difícil lo tiene, no hay que subestimar el poder del gigante de Redmond, su acuerdo con Nokia ni el potencial que este innovador software tiene. Peor parecía tenerlo frente a Sony con la X-Box hace diez años y míralos ahora...

Lo verdaderamente importante: compatibilidad

Frente a la batalla de cifras por el número de aplicaciones, para mi lo verdaderamente importante es la disponibilidad de ciertas aplicaciones clave, que no creo que superen el centenar si se hace un estudio serio al respecto. Es más, personalmente el número tan elevado de aplicaciones que existen hace que muchas veces te ahogues en un mar de posibilidades (sobre todo en el caso del iPad donde las capacidades de búsqueda son muy inferiores a las del iPhone, por ejemplo).

Si examinas los smartphones de tus amigos o compañeros, sean de la plataforma que sean, al final en todos ellos encontrarás más o menos los mismos programas, la mayoría de los cuales están relacionados con las comunicaciones y el entretenimiento. Así, lo que triunfa por goleada son las aplicaciones para redes sociales (Facebook, Twitter...), la gestión eficaz del correo electrónico (donde los servicios compatibles con Microsoft Exchange, incluyendo a Google Apps, se llevan el primer puesto), la mensajería instantánea y la VoIP (WhatsApp, Skype...), las notas y tareas (EverNote, Remember The Milk), la música (Spotify, GrooveShark...), el vídeo (YouTube, Vimeo...), el acceso a almacenamiento en la nube (Dropbox, SugarSync...), y la fotografía. También los juegos, pero no me parece lo más determinante puesto que en todas las plataformas hay mucho donde elegir.

best-applications

Un ejemplo muy clarificador me parece el de la conocida aplicación de mensajería WhatsApp y su inexistencia en la plataforma Windows Phone. Sí, lo sé, hay muchas otras apps que hacen lo mismo, pero el verdadero valor de esta aplicación en la actualidad no es su funcionalidad, fácilmente replicable, sino que todo el mundo la usa. En todas las plataformas menos en esta. Si todas mis amistades, compañeros y clientes tienen WhatsApp en Android, iPhone y Blackberry, sólo el mero hecho de no estar disponible en Windows Phone hace que esta plataforma ya no sea una opción para mi, pues no podré comunicarme con ellos.

Actualización: En octubre de 2011, unos meses después de escribir esto, apareció Whatsapp para Windows Phone, así que ya no es un grave problema.

Lo mismo puede pasar con otras muchas aplicaciones clave de las mencionadas. Sin ellas, me da igual que su tienda tenga un millón de aplicaciones disponibles: no me sirve. Afortunadamente la próxima versión de WP7, llamada "Mango" y que aparecerá el mes que viene, añade las capacidades que faltaban para que estas aplicaciones sean posibles, así que van a tener con toda seguridad tanto WhatsApp como Skype, Spotify, etc... Para mi ya será una posibilidad factible el cambiarme a esta plataforma, que por otro lado tanto me gusta.

Desde mi punto de vista:

  • Microsoft y RIM deberían trabajar con las empresas que hacen estas aplicaciones líderes y pagarles para asegurarse de que estarán disponibles en sus plataformas, mejor que lanzar concursos para programadores y subvencionar desarrollos nuevos. RIM además debería dar un giro completo a su sistema operativo, algo que Microsoft ha hecho muy bien.
  • Google tendría que mejorar su plataforma de pagos, controlar más el uso que se hace de su Android (es decir, atar más la licencia Open Source del mismo para que no sea tan liberal), mejorar la seguridad de las aplicaciones (todo un problema), y solucionar sus cuitas por las patentes.
  • Finalmente, Apple, sobre todo no debería dormirse en los laureles ya que son los que marcan el  paso actualmente, y eso es casi por definición un peligro. Su tendencia a ser siempre el Juan Palomo ("yo me lo guiso, yo me lo como") y por lo tanto no colaborar así como tener un control tan férreo sobre el software, los desarrolladores o los proveedores, hace que tenga más difícil conseguir una cuota de mercado predominante, aunque ganen dinero a espuertas. Su interfaz de usuario -tan novedosa en 2007 cuando apareció- ahora ya está muy trillada (lo mismo se diría de Android, que tanto se le asemeja), así que deberían innovar también ahí. Por lo demás, pocos pueden mirarle más que con respeto, admiración y miedo.

En resumen, la clave no está tanto en tener más cantidad de aplicaciones, sino en tener unas pocas decenas de aplicaciones clave. El resto es marketing y posición de mercado.

Jose M. Alarcon José Manuel Alarcón
Ingeniero industrial y empresario. Fundador de Krasis.com, especialistas en e-learning. Autor de varios libros y cientos de artículos. Gallego de Vigo, amante de la ciencia, la tecnología, la sociología, la música y la lectura.
Descarga GRATIS mi último libro: "Tres Monos, Diez Minutos".
Más sobre mi...

Comentarios (1) -

Spain Ósacar.SS

Hola JM:

Creo que Microsoft tiene que trabajar mucho también al segmento empresarial. Parece existir una especie religión por toda la plataforma Apple en el mundo empresarial y desde directivos hasta comerciales te los encuentras con iPhone y iPad de empresa. Y no quieren oír hablar de otra posibilidad, es como si estuviera de moda. Esta claro que han creado marca en este sector. Supongo que solo es una impresión mía pero veo muy difícil el cambio. Ya veremos...

Como siempre gracias por compartir tu opinión, muy interesante.

Un saludo

Responder

Agregar comentario