José Manuel Alarcón

geek, author, speaker, entrepreneur, web guy

MENÚ - Blog de José Manuel Alarcón

Los mejores trabajadores para tu empresa

Las personas que trabajan en una empresa son las que la convierten en lo que es, y ésta será tan buena como lo sean las personas que la forman. Es un tópico, lo sé, pero no por ello es menos cierto.

finger-number-one

Este concepto está tan imbuido en nuestra mentalidad que solemos pensar, por tanto, que a lo que debe aspirar toda empresa es a contratar a los mejores en cada especialidad: los técnicos más experimentados, los vendedores con mejor historial, los responsables de marketing con mayor experiencia en nuestro sector… En cuanto nos encontramos con que tenemos recursos económicos suficientes (porque la empresa va bien o porque entra una inversión nueva con dinero fresco), el primer impulso es lanzarse al mercado laboral a conseguir a "los mejores". Pero…

¿Quiénes son los mejores?

Cuando se habla de "los mejores" por regla general tendemos a pensar en lo anterior, o sea, en los que más saben y más experiencia tienen en un ámbito determinado. Gente que haciendo valer estas características puede aportar mucho valor a la empresa, ayudándola a avanzar.

Sin embargo, en mi opinión y pensando en esa definición, los "mejores" no suelen ser los más adecuados para trabajar en una PYME.

Una PYME exitosa es un 10% de inspiración y un 90% de transpiración. Salvo contadas excepciones, lo que va a marcar la diferencia no es una idea feliz que de repente explota y convierte a una empresa en millonaria. Son muchas pequeñas ideas que se van implementando poco a poco a lo largo de la vida de la empresa, y que alguien tiene que poner en práctica. Algunas salen bien y otras salen mal, pero lo más importante es trabajar constantemente y saber cambiar de rumbo cuando es necesario.

Para hacer eso lo que se necesita son profesionales cualificados, sí, pero sobre todo trabajadores, que tiren adelante y, aunque pueda parecer poco importante, que sean buena gente*.

Un profesional medio (que no mediocre, ¡ojo!) con prurito profesional, puede sacar adelante el trabajo con calidad todos los días. Sin embargo a los "fuera de serie" en muchas ocasiones les cuesta ser constantes y además, por mucho que nos empeñemos, tampoco podrán aportar ideas geniales cada semana. De hecho ni existen tantas de estas ideas ni tampoco las necesitamos, pues no podríamos ponerlas en práctica todas siendo una PYME.

En mi opinión, la combinación ideal de personas para una PYME es aquella que reúne a un pequeño equipo cohesionado y bien dirigido de profesionales responsables y polivalentes que, en lugar de ser los mayores especialistas en algo, saben mucho de una o dos cosas, un poco de muchas otras, les gusta lo que hacen, son trabajadores y sobre todo son buena gente, con interés por mejorar ellos mismos y hacer avanzar a la empresa.

A los otros los necesitas por regla general solo puntualmente, y los puedes contratar por horas para que te ayuden con cuestiones muy concretas: la arquitectura a largo plazo escalable para tu aplicación, una buena estrategia de marketing,  resolver un problema financiero… Pero no esperes de ellos que saquen tu trabajo del día a día. Te proporcionarán híper-especialización, mucha experiencia en cuestiones muy específicas y, solo con mucha suerte y raramente, esa idea genial que supondrá un cambio radical.

El resto del tiempo necesitas profesionalidad, trabajo, compromiso, sentido común, buenas personas y no perder de vista que la empresa debe cambiar constantemente.

Hormigas_TrabajoEquipo
Fotografía CC por Budzlife

 

 

* Esto tiene mucha más importancia de lo que pensamos. Ya he escrito ampliamente sobre ello, y espero escribir pronto sobre cómo averiguarlo.

Jose M. Alarcon José Manuel Alarcón
Ingeniero industrial y empresario. Fundador de Krasis.com, especialistas en e-learning. Autor de varios libros y cientos de artículos. Gallego de Vigo, amante de la ciencia, la tecnología, la sociología, la música y la lectura.
Descarga GRATIS mi último libro: "Tres Monos, Diez Minutos".
Más sobre mi...

Comentarios (3) -

Comparto esta entrada en LinkedIn. Estoy muy de acuerdo. Richard Branson compartía unas reflexiones hace poco que, de alguna manera, enlazan con lo que dices. Venía a decir que lo primero en lo que se fijaba al reclutar personal era en la personalidad del candidato y si ésta encajaba en la cultura de la empresa. Cada vez lo veo más así, no perderse buscando esos conocimientos extraordinarios ni una experiencia increíble, sino empezar por gente honesta con su trabajo y con ganas de hacer las cosas. Si no, ¿cómo se van a facturar los 1.000€ diarios?

Responder

Spain José Manuel Alarcón

Efectivamente :-)

Responder

Spain Emprendedor

Yo aun diría más. Para una Pyme tener una "superestrella" como yo los llamo no es que no sea bueno, es que es malísimo, porque se le quedará pequeño, le parecerá que no hay recursos, y pensará que está rodeado de ineptos, provocando problemas en el equipo, etc.

Responder

Pingbacks and trackbacks (1)+

Agregar comentario