José Manuel Alarcón

geek, author, speaker, entrepreneur, web guy

MENÚ - Blog de José Manuel Alarcón

¿Los ingenieros son o deberían ser científicos?

El que me conoce sabe que no me gusta ni un poco el modelo en el que se basa la Universidad pública española, que fomenta la acumulación de "chupópteros" ansiosos por publicar hasta en la hoja parroquial si eso les vale para adquirir méritos para el puesto, y donde muchos jóvenes que llegan con ideas frescas y ganas de hacer cosas, muchas veces son atacados sistemáticamente para que no destaquen y fuercen a los demás a trabajar. Al final hay mucho de política, gente atada a su silla para vivir bien, mucha competencia desleal contra las empresas y demasiado funcionario.

Obviamente no todo el mundo es así y en la Universidad hay también gente muy inteligente y trabajadora, y departamentos estupendos que hacen bien su función. Pero el que la conoce desde dentro suele estar de acuerdo conmigo en que la generalidad es bastante desoladora.

Numbers

Este ecosistema no fomenta nada bueno. La Universidad debería ser la que tirara del desarrollo del país.

Por desgracia hoy en día un título universitario no te garantiza absolutamente nada y creo que es más importante tu desarrollo personal auto-didacta y la iniciativa propia aplicada a tus talentos.

Hace muchos años que dejé atrás el mundo universitario, aunque todavía mantengo el contacto con alguna gente que trabaja en la Universidad. Por lo que intuyo las cosas no deben de haber cambiado demasiado, al menos para bien. No hay motivos para ello.

Aunque mi formación es en ingeniería mecánica y la electrónica básica me queda un poco lejos, atesoro mucha formación y experiencia en el campo relacionado de las tecnologías de la información, por lo que durante una época fui miembro del Instituto de Electrónica Aplicada Pedro Barrié de la Maza. De ese periodo mantengo contacto esporádico con Enrique Mandado Pérez. Se trata de un conocido y reconocido catedrático de electrónica, autor del que seguramente será el libro más utilizado para la docencia electrónica en este país, "Sistemas Electrónicos Digitales".

Hace poco me hizo llegar un documento de opinión que escribió acerca de cómo se ve a los ingenieros en la sociedad en general y en la Universidad en particular. Me parece que pone encima de la mesa algunas cuestiones muy interesantes como el objeto de la I+D+i, si un ingeniero debe ser o no un científico y su papel en la sociedad, la proliferación de esos "artículos de hoja parroquial" que citaba al principio de este post, y la actual política pública de I+D.

Con su permiso, lo dejo para descarga en PDF y recomiendo su lectura, no con ánimo de abrir un debate, sino de compartir unas reflexiones que aunque no estés de acuerdo con ellas son (o deberían ser) de interés general.

Nota: mis opiniones sobre la Universidad pública y las de Enrique no tienen por qué coincidir en absoluto, y el hecho de haber publicado su artículo junto con mi "diatriba" sobre la Universidad no quiere decir tampoco que estén en sintonía, ni mucho menos.

Jose M. Alarcon José Manuel Alarcón
Ingeniero industrial y empresario. Fundador de Krasis.com, especialistas en e-learning. Autor de varios libros y cientos de artículos. Gallego de Vigo, amante de la ciencia, la tecnología, la sociología, la música y la lectura.
Descarga GRATIS mi último libro: "Tres Monos, Diez Minutos".
Más sobre mi...

Comentarios (7) -

José, gracias por compartir el artículo de Enrique Mandado,hace  un análisis muy acertado.

Responder

(A mi no me funciona el enlace)

Responder

Spain José Manuel Alarcón

Hola Felipem:

Parece ser que Skydrive cambia los enlaces directos cada poco tiempo para que pases por la página obligatoriamente (y veas un poco de publi).

Lo he enlazado a la página de descarga y ya va sin problemas.

saludos y gracias por avisar!

Responder

Gracias José Manuel, ya he podido descargarlo.

Responder

Amén, te alabamos señor.
Es acertado el artículo y es un alivio saber que alguien como Enrique Mandado, piensa igual que yo... je je je.
Pero ahora me pregunto cuantos licenciados en Exactas, Física o Qímica  están en nómina de empresas españolas, sin haber empezado como sufridos becarios o estar dedicados a tareas "menores" tipo control de calidad o producción o dando clases en colegios privados o academias (de estos últimos conozco a varios).
Y lo de las academias me lleva derechito a pensar que: NO ENTIENDO UN SISTEMA UNIVERSITARIO DONDE TE TIENES QUE IR A UNA ACADEMIA PARA APROBAR !!!!. A L G O  S I G U E   F A L L A N D O.
Feliz año.

Responder

Más críticas al sistema universitario de ingeniería (industrial), de hace unos años ya, y he de decir que también es muy util e interesante la universidad por supuesto:

- el sistema forma a Ingenieros a imagen y semejanza de los catedráticos, o de un molde elevado y sagrado que guardan en un cajón el la última planta del edificio. No hay lugar para el desarrollo individual.
- no se considera al estudiante como un ente activo ávido de conocimiento y experiencia. Se considera al alumno como un tarugo que ha de ser modelado.
- cada asignatura y departamento considera su asignatura como un objetivo en sí mismo. Aislado del resto de asignaturas y del proceso del estudiante.
- las prácticas son entendidas en demasiados casos como otro lugar cerrado. Paso 1, paso 2, paso 3, paso 4.
- todos los estudiantes son considerados iguales.
- las normas de expulsión desprecian el tiempo de los estudiantes. Si se valorase al estudiante (ser humano) se concentrarian las expulsiones en el primer o segundo año de carrera. ¿que sentido tiene un sistema que expulsa a un estudiante en tercer, cuarto o quinto curso?
- la universidad en sí, no habla entre sí. Cada departamento no comparte sus investigaciones con otros departamentos o con estudiantes. No hay proyectos de desarrollo interdepartamentales. Al igual que las prácticas son cada una de su asignatura.
- no hay ningún estudio pedagógico en la universidad enfocado en el estudiante, que es núcleo donde se da el aprendizaje. Ni ningún plan.

Resultados:
- el estudiante siente de inmediato que no está allí para crecer, que no se le valora como ser autónomo. Que su única misión es superar barreras llamadas asignaturas.
- al segundo o tercer AÑO de estar allí, el comentario general es "a ver si apruebo esta". Al cuarto o quinto AÑO de estar allí el comentario general es "quiero acabar cuanto antes para salir de aquí".
- los estudiantes no tienen tiempo, ni premio o reconocimiento, para invertir más tiempo en expandirse en una determinada asignatura o campo o enfoque.
- los profesores que intentan adoptar otros enfoques en su asignatura luchan contra el resto del ambiente y se encuentran con estudiantes sin tiempo y no receptivos a otros enfoques expansivos. Y a su vez el profesor diferente recibe lo que el alumno recibió: "perdone, usted y lo que me cuenta, es solo una asignatura más".
- las universidades privadas han optado en su mayoría (mi experiencia es en Madrid), en contraste con este panorama, ofrecer curriculums muy sencillos de aprobar, en lugar de competir en calidad de desarrollo o conocimiento o aplicación práctica.

Conclusión:
- hace falta un cambio en todo el sistema. Poner una asignatura que intente paliar el problema no vale.
- el modelo de estudios de ingeniería es el modelo militar, que es de donde viene historicamente. La estandarización de los productos se extiende a la estandarización de los humanos. Aquí hay un choque brutal, el ser humano es diversísimo en sus talentos y forma de procesar la información. Además esto es justamente lo que nos impide ser CREATIVOS. La creatividad al pensar, es sencillamente un concepto implanteable en la ingeniería.
- abandonar el concepto de que el ingeniero titulado es un semidios y que hay que ser un semidios. Este modelo se demuestra en la práctica que fracasa la universidad y fracasa al recien titulado al empezar a trabajar.
- aceptar que el conocimiento es dinámico, que cada uno aprende a su manera. Que hay que dar unas bases desde luego, pero que cada uno las irá montando como él sabe pensar y se dirigirá hacia donde él es más eficiente y de la forma que le resulta más natural con él mismo.
- aceptar que la formación y el crecimiento no se produce únicamente durante el tiempo en la universidad. No existe, ni queremos, un ingeniero perfecto que sabrá hacerlo todo cuando tenga su título.

Soluciones:
- crear espacios y tiempos en los que el estudiante y el profesor se dediquen al crecimiento.
- usar esos espacios para que se relacionen las diferentes asignaturas y el I+D que hace la universidad con el alumno. Realizar proyectos conjuntos ahí que puedan abarcar a toda la universidad. Conocerse haciendo.
- azotar a todos con una regla y que repitan en la pizzarra: "los alumnos tienen interés en aprender y tener nuevas experiencias, y si no lo tienen pues no son ese tipo de ingeniero".
- no tener miedo a lanzar ingenieros al mundo "que no estan totalmente preparados". Pensar en la eficiencia del tiempo en el que el alumno se relaciona con la universidad y la universidad con el alumno.
- introducir en las universidades el tiempo del alumno como un valor fundamental. Interiorizar ese tiempo como un recurso delicado y escaso, en lugar de considerarlo infinito.

Responder

Spain José Manuel Alarcón

Caray, pablo, un poco más y te tengo que nombrar co-autor del blog ;-)

Buen análisis y coincido contigo en muchas cosas.

Saludos!

Responder

Pingbacks and trackbacks (1)+

Agregar comentario