José Manuel Alarcón

geek, author, speaker, entrepreneur, web guy

MENÚ - Blog de José Manuel Alarcón

La escasez como fundamento de la diferenciación

La teoría económica coloca a la escasez en un papel central.

La palabra “Escasez” puede referirse no sólo a la dificultad para obtener acceso a los recursos, sino de una manera más general, a todo aquello que puede satisfacer necesidades humanas –reales o no. En definitiva, la escasez se refiere a todo aquello que es útil para alguien y no tiene facilidad para obtener.

Escasez

La escasez de un bien o servicio frente a la demanda existente de éste es lo que establece las acciones que una empresa debe llevar a cabo.

Así, si la demanda de un bien supera a la oferta (escasez), lo único que generalmente deberá hacer la empresa es preocuparse por producir y asegurarse de que sus deseosos clientes tienen acceso a la adquisición de ese bien. Por desgracia este no es el caso más común, y no es fácil encontrar a una PYME ante esta perspectiva tan agradable. Por otro lado es extraño que la innovación surja en un entorno como este. Es el caso de muchos pseudo-monopolios ex-gubernamentales, que no se caracterizan precisamente por su innovación ni por su trato al cliente.

Si la oferta está equilibrada frente a la demanda, lo más cabal suele ser dedicarse a mejorar y evolucionar el producto o servicio, invirtiendo en innovación o desarrollo del mismo.

No obstante en la moderna actual sociedad de consumo la situación más habitual es que exista un exceso de oferta para un número cada vez más heterogéneo de consumidores o clientes. Es decir, la oferta supera con creces a la demanda. Es lo contrario de la escasez: la súper-abundancia. Podemos pensar en casi cualquier producto o servicio que se nos ocurra y enseguida veremos que existen decenas de proveedores similares para el mismo, con características parecidas y pocas diferencias entre ellos.

Escasez_motor_empresa

En esta economía de la exuberancia, la manera de competir con cierta garantía de éxito es generando escasez de alguna forma. Es decir, que lo que ofrezcas invierta el signo de la ecuación Oferta-Demanda de modo que, de repente, un bien super-abundante se convierta, en cierto manera, en escaso.

Y la escasez se genera creando algo único, algo que nuestras decenas de competidores no tengan y se convierta en especial. En conclusión la única forma de conseguir esta escasez es diferenciándonos y posicionándonos.

Tenemos que ser diferentes, innovar. Y esto no significa que tengamos que inventar la pólvora o el próximo Google. Es posible innovar de forma sutil y sin grandes aspavientos, también usando marketing, ofreciendo un servicio diferenciador, innovando en productos, a través de pequeños detalles, etc… Existen miles de fórmulas, cada una aplicable a cada caso concreto, pero no hay disculpa para no intentarlo.

Como no quiero que se me diga que "es muy fácil ver los toros desde la barrera", es decir, que hablo de cosas teóricas; en próximos post analizaré algunos fallos comunes a la hora de intentar innovar/diferenciarse, y por supuesto, intentaré aportar algunas ideas para innovar sin gastar mucho dinero y a pesar de la crisis. Algunas cosas serán sacadas directamente de mi experiencia en el mundo de la empresa, otras aunque no las haya experimentado sí las he visto en otras empresas. Así que espero no ser simplemente un "teórico" y aportar cosas que pueda aplicar una PYME de verdad.

Jose M. Alarcon José Manuel Alarcón
Ingeniero industrial y empresario. Fundador de Krasis.com, especialistas en e-learning. Autor de varios libros y cientos de artículos. Gallego de Vigo, amante de la ciencia, la tecnología, la sociología, la música y la lectura.
Descarga GRATIS mi último libro: "Tres Monos, Diez Minutos".
Más sobre mi...

Pingbacks and trackbacks (2)+

Agregar comentario