José Manuel Alarcón

geek, author, speaker, entrepreneur, web guy

MENÚ - Blog de José Manuel Alarcón

Los últimos programadores libres

Uno de los clásicos de la literatura, Fahrenheit 451 de Ray Bradbury, nos describía una sociedad distópica en la que los libros estaban prohibidos. Un cuerpo especial de "bomberos"* quemaba las casas de los que los aún los poseyeran. La gente, a través de grandes pantallas en su salón, tenía acceso únicamente a información controlada. Tan solo unos cuantos outsiders que vivían alejados de la sociedad conservaban en su memoria los contenidos completos de muchos libros, para tratar de guardarlos para la posteridad. Tradicionalmente los Estados o las poderosas instituciones religiosas que los sustentaban han sido los principales agentes de la censura. Toda idea considerada peligrosa para el status quo, subversiva o contraria a la moral imperante en la época se trat... [Más]

Tus ideas no valen nada…

A mediados de los '90 estuve algo más de dos años haciendo mi proyecto fin de carrera de ingeniería mecánica. Como resultado de este trabajo escribí un software de simulación de ciclos termodinámicos del que salió, tiempo más tarde, un libro de termodinámica ya olvidado (al menos por mi). Durante esa época tuve que consultar mucha bibliografía. Era ésta una tarea larga y tediosa que implicaba revisar muchos libros físicos en la biblioteca. Fue entonces cuando tuve una idea -para mi- estupenda: ¿Por qué no usar escáneres manuales y el incipiente software de OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres) para digitalizar todos los índices bibliográficos de los libros de la biblioteca de la Universidad?. ... [Más]

Tengo dos noticias, una buena y otra mala…

Estos días no puedo más que acordarme de un chiste infantil muy conocido: - Cómitre: A ver galeotes, tengo dos noticias, una buena y otra mala. ¿Cuál queréis que os diga primero? - Galeotes: ¡La buena, la buenaaaa! - C: La buena es que hoy, por fin, os cambiaréis todos de calzoncillos. - G: ¡Bieeen!, ¿y cuál es la mala? - C: Tú con este, tú con este otro…. Lo sé, es muy malo, pero creo que viene a cuento en la situación actual, con las elecciones autonómicas muy próximas. Y es que todos los partidos se postulan como la verdadera esperanza de cambio positivo, pero en realidad lo único que conseguimos es mover la suciedad de sitio. No se producen verdaderos cambios porque el sistema que los sustenta está podrido hace mucho tiempo, como las galeras. Y los galeotes (o sea nosotros, los ciudadanos) aunque haya cambios seguim... [Más]

Estar en la inopia

No, no me estoy refiriendo a nuestros dirigentes políticos, aunque podría hacerlo a la vista de lo que han “logrado” en los último años. Ellos tampoco parece que se enteren de nada, pero creen que realmente saben lo que hacen. Me refiero en realidad a la situación insostenible que vivimos por culpa de los medios de comunicación desde hace mucho tiempo. A todas horas nos bombardean con noticias alarmistas sobre la situación económica, la prima de riesgo, las cifras del paro, la corrupción política, los desmanes hechos en nombre del pueblo pero en contra de éste… Me despierto por las mañanas con la radio a las 7 en punto para enterarme de cómo va el mundo. En los últimos años la he ido cambiando de dial cada poco tie... [Más]

Innovación Social: enfermedades crónicas, grandes números y redes sociales

Que te diagnostiquen una enfermedad incurable y crónica debe de ser uno de los peores momentos en la vida de cualquiera. Sobre todo si esa enfermedad es discapacitante, como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA, lo que tiene Stephen Hawkins)) o la Corea de Huntington. No digamos si es un cáncer o alguna otra que te augura como máximo unos pocos meses de vida. Prefiero ni imaginármelo. Pero si hago de tripas corazón y me lo imagino me da la sensación que, siendo una persona racional como soy, me gustaría saber lo máximo posible sobre la enfermedad, su progresión y su tratamiento, así como conocer de primera mano las experiencias de otras personas. Es más: si la enfermedad implica que alguien va a tener que cuidar del enfermo existen decenas de pequeños detalles y trucos que le conviene conocer. El pasado verano me invitaron a ser ment... [Más]