José Manuel Alarcón

geek, author, speaker, entrepreneur, web guy

MENÚ - Blog de José Manuel Alarcón

Anclaje y abundancia: entornos hostiles para la venta

He de reconocerlo: prácticamente ya no compro ni una sola aplicación para móviles o tabletas. No siempre fue así. Compré mi primer smartphone moderno (un iPhone de primera generación) en 2007. Luego fui teniendo los sucesivos modelos de la manzana hasta que hace un año me cambié a Windows Phone 8 (y creo que no habrá vuelta atrás). En cuanto a tablets, tuve un iPad de primera generación, pero en 2012 me cambié a uno con Windows 8 (también para no volver). Durante los primeros dos o tres años con el iPhone sí que gastaba dinero en aplicaciones. Al fin y al cabo solo costaban 1 o 2 dólares y algunas eran muy útiles. Ahora hace años que prácticamente no compro ninguna. Y, como a mí, creo que a mucha g... [Más]

Por favor, deja de decir que tienes una "startup"

A estas alturas creo que está claro que existe una desvirtuación absoluta de la palabra "emprendedor", que tal y como se utiliza en los últimos años de poco sirve ya para sustentar el concepto original. Es lógico, ya que existen intereses tanto económicos como políticos para desnaturalizar el concepto y flexibilizar su significado: cuantos más "emprendedores" haya más cosas les podremos vender y por otro lado más contentos menos descontentos tendremos a los que se ven forzados a sacarse a si mismos las castañas del fuego. Por ello no voy a abundar en lo que ya muchos otros han dicho acerca de que existe una burbuja emprendedora en toda regla. Hoy quiero hablar sobre otra palabra que, paralelamente, se ha desvirtuado también y se usa de manera caprichosa,... [Más]

La fiebre del oro o cómo hacerte rico vendiendo picos y palas

Durante los siglos XIX y XX el descubrimiento de importantes cantidades de oro en lugares como California, Alaska, Brasil, Australia o Sudáfrica provocó el desplazamiento masivo de decenas de miles de personas en busca del preciado metal. Estas personas parecían estar afectadas por una extraña enfermedad que les obligaba a trabajar incansablemente para extraer pepitas de los ríos. A este comportamiento obsesivo por buscar oro se le llamó "fiebre del oro". Debido al colonialismo cultural estadounidense que nos lo ha mostrado en decenas de películas, el periodo de fiebre del oro más famoso fue el que se vivió en el estado de California entre 1848 y 1855. El "negocio" tenía barreras de entrada muy bajas puesto que sólo hacía falta trasladarse a esas zonas y poner trabajo personal. Por ello atrajo a muchísima gente te... [Más]