José Manuel Alarcón

geek, author, speaker, entrepreneur, web guy

MENÚ - Blog de José Manuel Alarcón

La importancia de fracasar

El éxito o fracaso de un nuevo proyecto depende, claro está, de multitud de factores. Sin embargo, como ejercicio de reflexión tratemos de eliminar la mayoría de éstos y reducirlos a uno solo: la existencia de éxitos o fracasos previos del promotor de la empresa. Imaginemos pues que vamos a invertir en una nueva empresa, y que en igualdad de condiciones (proyecto atractivo, personas dignas de confianza...) tenemos tres opciones con tres distintos tipos de emprendedor: A) Un nuevo emprendedor, que va  a montar su primer negocio, con gran empuje e ilusión. B) Un emprendedor con éxito: que ya ha creado alguna empresa anteriormente y no ha sufrido nunca un gran fracaso. Le ha ido siempre bien en la vida. C) Un emprendedor que ha fracasado antes: ha tenido una empresa... [Más]

Marketplaces móviles: ¿El tamaño importa?

Hace un año, en el post "La movilidad, el cambio de paradigma, los fabricantes, los buscadores y los desarrolladores" escribía en este blog acerca de cómo el nuevo ecosistema móvil amenazaba a los sistemas operativos tradicionales y a la propia Web. Por ello es tan importante para los grandes jugadores (Google, Apple, Microsoft...) luchar por dominar este nuevo campo de batalla. Tal y como señalaba en ese post, hasta ahora la batalla se ha venido desarrollando en el terreno de los marketplaces móviles: las famosas App Stores, adoptando la terminología de Apple. Todo el mundo sabe que el éxito de una plataforma se ha medido generalmente por el número de aplicaciones existentes en ella (véase la historia de Windows) y su compatibilidad. Así, los diferentes fabricantes han estado librando una guerra de cifras que, en mi opinión,... [Más]

Para resolver un problema... sal de copas

O vete a dormir, o al cine, o date un baño relajante.... No, no estoy afirmando que al hacer caso omiso de los problemas éstos se vayan a desvanecer por arte de magia. Lo importante de esta afirmación es distender tu mente de alguna manera, para evitar así que los árboles te impidan ver el bosque. A mi, las mejores ideas se me suelen ocurrir en la ducha, en una cena con amigos, o las sueño por la noche. No es que esté pensando en ellas de manera consciente, pero mi mente trabaja en segundo plano -sin yo siquiera advertirlo- en una especie de procesamiento inconsciente. La idea feliz de Kekulé Es muy famosa la historia del químico alemán del siglo XIX August Kekulé, célebre por su idea sobre las estructuras moleculares orgánicas cíclicas. En 1865 ya se conocía la fórmula química del Benceno (C6H6) pero ésta no cuadraba en forma a... [Más]