José Manuel Alarcón

geek, author, speaker, entrepreneur, web guy

MENÚ - Blog de José Manuel Alarcón

Instagram: la belleza de lo cotidiano y otra barrera rota

Desde que Apple lanzó su primer iPhone allá por 2007, poco a poco estos aparatitos llamados Smart Phones se han vuelto indispensables para muchas personas. Además, cada vez dejamos más de lado su propósito original (sí, ¡era hablar por teléfono!) y los utilizamos para multitud de cuestiones diferentes e innovadoras. Ya muy poca gente duda de la revolución que están suponiendo y lo que todavía queda por llegar.

Generalmente los conceptos tecnológicos innovadores suelen traer aparejados efectos sobre los hábitos de las personas, y en esta ocasión los Smart Phones no iban a ser la excepción. Ya se ha hablado largo y tendido sobre muchos de éstos cambios, positivos o perniciosos: sobre cómo vivimos y trabajamos, los usos sociales, el comportamiento de los consumidores, las actitudes en el aula, e incluso se habla de la pura y dura adicción a éstos.

Abrir los ojos a lo que te rodea

En esta ocasión me apetece centrarme en algo mucho más prosaico relacionado con todo esto. Se trata de un cambio que vengo observando desde hace unos meses y en el cual también participo: la popularización de la fotografía digital móvil.

Todos estos móviles incorporan una cámara fotográfica que es generalmente de muy buena calidad. No obstante ello no implica que se los usuarios en general produzcan imágenes bellas, ni siquiera llamativas. Pasa lo mismo en las cámaras convencionales: a pesar de los avances técnicos en fotografía digital la mayor parte de las personas hacemos fotos horrendas.

A finales del año pasado (en Octubre de 2010) apareció tímidamente una nueva aplicación en iTunes llamada Instagram que está teniendo una influencia enorme en el mundo de la fotografía.

Logo de Instagram

En menos de un año ha conseguido más de 9 millones de usuarios (dato de esta semana), con más de 200 millones de fotografías publicadas, y toda una galaxia de aplicaciones a su alrededor. Todo ello sin inversión alguna en publicidad. Las cifras son impresionantes.

¿Y qué tiene esta aplicación que sea tan especial?… En realidad es un sencillo programa de fotografía que permite aplicar filtros a las imágenes capturadas para mejorarlas. Lo que ofrece se puede conseguir con otras muchas aplicaciones existentes, pero ha triunfado fundamentalmente por dos cuestiones:

  1. Simplicidad: La aplicación es tan sencilla de utilizar que cualquiera puede conseguir resultados espectaculares en poco tiempo. Sigue la fórmula de Apple: resta poder al usuario a cambio de simplificarle la vida y darle buenos resultados. Así que no podemos elegir ningún tipo de ajuste en los filtros fotográficos: sólo decidir si nos gusta o no. El único aspecto configurable, y que la mayor parte de los usuarios ni conoce, es la capacidad de modelar un efecto Tilt&Shift. Eso sí, los filtros elegidos son realmente buenos, y eso también cuenta.
  2. Socialización: las fotos realizadas se comparten con la comunidad de “instagramers”, y otras personas pueden añadir comentarios o pulsar un corazoncito (al estilo “Me gusta” de Facebook) para valorar tus aportaciones. Esto ha abierto un mundo de interacción y, por supuesto, de “reconocimiento social” que potencia todavía más el uso de la herramienta. Permite además compartir las fotografías directamente a las redes sociales más importantes (Facebook, Twitter, Flickr, Foursquare..)

Captura de la UI de Instagran

La capacidad de tomar fotografías en cualquier lugar que otorga el móvil, junto con la facilidad para obtener resultados muy aparentes y  la faceta social de Instagram, han traído una nueva ola de fotógrafos aficionados que se fijan en la belleza de lo cotidiano, y comparten su visión del mundo y sus momentos interesantes con otras personas.  Se está utilizando en periodismo (reconocidas publicaciones están presentes) y para documentar en pseudo-tiempo real cosas importantes que están pasando en todo el mundo.

Muchos fotógrafos “puristas” se llevan las manos a la cabeza ante tamaña blasfemia, mientras que otros abrazan este nuevo formato como una gran oportunidad para ellos también. Además corremos el riesgo muy cierto de acabar saturados de tanta fotografía (como cuando Foursquare estaba en su apogeo, que era insoportable). Aun así Lo que es indudable en cualquier caso es que Instagram está consiguiendo que los móviles traigan a las masas la afición a la fotografía bonita y el gusto por los detalles y la observación. Y también, por supuesto, un renovado interés por la fotografía en general.

Como muestra os dejo algunas fotografías de los últimos días sacadas directamente de Instagram y pertenecientes a algunas personas de mi esfera (Josuke, Manu Dibuja y Elwood). Todas ellas son obtenidas con un iPhone y software disponible para éste, y luego pasadas por Instagram, es decir no se han hecho con cámaras profesionales ni llevan retoque adicional en el ordenador:

2_Elwood1_josuke3_Elwood
4_ManuDibuja5_ManuDibuja6_Josuke

También os dejo algunas fotografías que he sacado yo mismo, alguien sin demasiado talento para esto pero que como puedes ver es capaz de conseguir resultados bastante dignos aprendiendo a encuadrar y gracias a Instagram:

1_Jose2_jose3_Jose
4_Jose5_Jose6_Jose

¿Cómo generará negocio Instagram?

De momento la empresa, Burbn Inc., no tiene ni siquiera un año de vida, y ya ha conseguido más de 7 millones de dólares en inversión (el pasado Febrero). Por ello, de momento no tienen necesidad de monetizar la aplicación. Pero sin duda tendrán que hacerlo en un futuro no muy lejano. El ritmo de crecimiento que tiene hará que necesiten cada vez más recursos, y los inversores no querrán esperar eternamente para recuperar su dinero.

Existen multitud de formas de de generar ingresos a partir de el flujo constante de usuarios y fotografías, y ya se ha especulado con todos ellos:

  • Vender filtros adicionales de pago que añadan más posibilidades a la aplicación: el más probableen el corto plazo.
  • Incluir publicidad y fotografías patrocinadas: en el stream de fotos, pero eso seguramente molestaría mucho a los usuarios.
  • Cobrar por el uso de la API: para que las aplicaciones externas (más de 2.500 actualmente) que quieran hacer uso de las fotografías generadas compartan parte de su ventura. Limitaría su arraigo dado que no disponen de aplicaciones propias fuera del propio Instagram.
  • Patrocinios de grandes marcas: muchas de ellas (CNN, Starbucks, Burberry...) han manifestado su interés por asociarse a la empresa dado la tipología del usuario más común, aunque no está todavía claro de qué manera.
  • Potenciar el lado social en la Web: ahora mismo sólo puedes acceder a fotografías individuales que su autor haya compartido previamente mediante un enlace único. No hay forma de llevar la experiencia social fuera de la app. Existen multitud de aplicaciones (antes puse un enlace) que permiten ver las fotografías de un modo más cómodo y es increíble que Burbn no esté aprovechando esta oportunidad por sí misma, pero imagino que tiene que ver con limitada capacidad técnica y humana de la que disponen (en Junio eran tan solo cuatro personas).
  • Cobrar por la analítica: dada la importante carga de autocomplacencia que tiene un producto así, conocer estadísticas detalladas puede ser irresistible para muchas personas, que pagarían gustosamente una cantidad razonable por el acceso a algo así.
  • Cobrar por la propia aplicación: con los usuarios tan enganchados, cobrar un dólar al año a cada uno si la para generar más de x fotos podría ser una buena vaca lechera. Corren el peligro de perder muchos usuarios, pero cuando tengan muchos más podría ser aceptable.

Su incipiente reinado no está exento tampoco de amenazas. Yo fundamentalmente veo dos:

  • Otras aplicaciones: no me refiero únicamente a aplicaciones sustitutivas hechas por otras startups, ya que generalmente en estas batallas el que golpea primero y muy fuerte suele ganar. Me refiero a alguien mucho más fuerte: Apple, por ejemplo. Los fabricantes saben perfectamente la importancia de la fotografía en los móviles, y ahora más, y de hecho en iOS 5 han incorporado muchas nueva características, filtros y correcciones, y la propia Microsoft en su Windows Phone 7.5 “Mango” incorpora también más características avanzadas de fotografía digital. Esto sí que puede suponer un grave problema para ellos, sobre todo si decidiesen cobrar por la aplicación. De ahí que considere importante que potencien su otra ventaja social, donde será mucho más difícil desbancarlos.
  • Otras plataformas: a pesar de las impresionantes cifras que obtienen de momento sólo están disponibles para iPhone. Y esto es un peligro. En un mercado en el que Android está creciendo a pasos de gigante y es ya la plataforma más utilizada, y en la que Windows Phone con Nokia puede explotar de crecimiento en cualquier momento, y Blackberry (aunque renqueando) sigue siendo muy fuerte, deben proveer pronto la aplicación para estas plataformas. Yo mismo me pasaré en breve a Windows Phone y va a ser sin duda la aplicación que más eche de menos (hay sucedáneos, pero nada que ver).

En resumen

Hoy me apetecía compartir mi punto de vista sobre esta sensacional aplicación que está revolucionando la fotografía digital móvil. En términos cuantitativos ha conseguido en 9 meses lo que a Flicker le costó casi tres años. Ha abierto un nuevo mundo para millones de fotógrafos aficionados y observadores de la realidad. Y es una prueba más de cómo las tecnologías pueden revolucionar mercados y cambiar hábitos sin que nadie se lo espere y en un tiempo muy reducido.

Agregar comentario

  Country flag

biuquote
  • Comentario
  • Vista previa
Loading